El juicio a George Bensoussan

Publicado

George Bensoussan es un historiador francés de origen marroquí nacido en 1952, con una importante obra publicada sobre la historia cultural de Europa de los siglos XIX y XX, la historia del holocausto, el antisemitismo (fue director de la Revue d’histoire de la Shoah) y el éxodo árabe tras la independencia de Israel en 1948.

Estas credenciales no le han servido a Bensoussan para librarse de las acusaciones de diferentes grupos de la sociedad civil francesa, que han llevado al historiador hasta los tribunales.

Según Le Monde, las acusaciones se fundamentan en dos declaraciones públicas durante la emisión de un programa radiofónico en 2015 (Vía).

Hoy, nos encontramos en el corazón de la nación francesa en presencia de otro pueblo,  que adopta un punto de vista retrasado sobre un cierto número de valores democráticos. No habrá integración hasta que no nos libremos del antisemitismo atávico que se guarda como un secreto (…) Un sociólogo argelino, Smaïn Laacher, con gran coraje, acaba de decir en un film emitido en France 3: Es una vergüenza que se mantenga este tabú, saber que en las familias árabes de Francia –lo que todo el mundo sabe pero nadie se atreve a decir–  el antisemitismo se mama desde la leche materna”.

Pese a que Bensoussan ha intentado explicar que empleó la metáfora de la leche materna para dar a entender que el antisemitismo se transmitía de forma cultural y no “a través de la sangre, lo que implica una transmisión genética”, esto no ha impedido que grupos como SOS-Racisme, el Collectif contre L’Islamophobie e incluso la Ligue Internationale Contre le Racisme et l’Antisémitisme (LICRA) hayan demandado al historiador por proferir comentarios “racistas” e “islamófobos”.

El juicio se celebrará el 7 del próxmo marzo.

En Francia Bensoussan también ha recibido el apoyo del Cercle droit et debate public, del filósofo Alan Finkielkraut, que ha dimitido de su puesto como socio de honor de LICRA, o del periodista Yves Mamou, que se ha solidarizado con el historiador, haciendo notar que estamos asistiendo a una “Yihad contra la verdad” y a un “Nuevo juicio francés de Dreyfuss”.